viernes, 9 de diciembre de 2011

Uruguay: Cabo Polonio

El martes 6 Dic aún estaba convaleciente de los dos días anteriores. Necesitaba descansar, pero La Paloma, a pesar de su fama, me pareció un "pueblo del oeste", muy poco acogedor, con una única calle comercial de 100 metros de ancho.
Así que decidí marchar rumbo este, sin destino fijo. No avancé mucho, porque en La Pedrera, a 12 km, mis pocas ganas de pedalear encontraron un pueblo más recogido y un Hostel El Viajero amigable, les estuve robando la señal wi-fi durante un rato, pero al final decidí quedarme.
Que no avancé mucho lo demuestra Richard, el suizo que me encontré hace dos días, caminando en mitad de la nada.... pues me ha alcanzado!!
... así que para celebrar el reencuentro, compartimos cena y cerveza.


El miércoles, ¡¡por fin!! cambió la dirección el viento, igual de fuerte que los días previos, pero a favor, así que hice los 45 km hasta Cabo Polonio casi sin pedalear..... ¡y qué paisaje!, ¡qué bonito todo!, las vacas, el verde de los campos..... TODO PRECIOSO, el mundo del ciclista es mucho más bonito con el viento a favor!!
A todo este exceso sensorial se unió Cabo Polonio, la meta de mi viaje. De tanto preguntarme la gente que dónde iba, por simplificar la respuesta, tuve que inventarme un destino y elegí Cabo Polonio.
A Cabo Polonio sólo se puede llegar en Camiones 4x4 tras atravesar 10 km de dunas, el poblado tampoco tiene calles, ni electricidad.... pero ya desde el camión se siente que el lugar tiene algo especial, un lugar para apartarse del mundo durante unos días. Un sitio muy hippy. Aquí pasé 3 días muy agradables, de paseo, encontrando muchos españoles (es curioso coincidir en los confines del mundo con un chico de Toro u otros de Burgos, ciudades muy cercanas a Valladolid), compartiendo cenas, paseos kilométricos por playas vírgenes o por las inmensas dunas móviles, con sus tormentas de arena y todo.
También en Cabo Polonio, hay una de las mayores colonias de lobos marinos. Por miles en las islas frente al faro, desde donde llegan bastantes ruidos, y según el viento, olores algo pestilentes. Pero de Diciembre a Febrero, se les puede ver también en la costa, junto a faro, por cientos. Te puedes acercar a 4-5 metros, más cerca no es conviente porque se enfadan.... y no es divertido. Pasamos horas viéndolos, por la mañana, por la tarde, por la noche con la luna llena, curioso cómo esperan a la "ola perfecta" para salir y entrar del agua, y no pasan 5 minutos sin alguna trifulca, se nota que están muy cabreados, porque han sido expulsados de las islas por los machos dominantes, y claro, nos comenta el vigilante que los machos de las islas tienen 10-15 hembras cada uno: ¡comprensible el cabreo de los que están aquí!

El viernes 9 Dic abandoné este paraíso, precioso, pero demasiado tranquilo para el fin de semana, así que marché para Punta del Diablo, lo que allí encontré no fue precisamente fiesta...
Dejo aquí algunas fotos de CABO POLONIO:







4 comentarios:

  1. ¡Me alegro que hayas llegado a Cabo Polonio y hayas podido disfrutar de ese lugar tan particular. Sin dudas tiene mucha magia!

    ¡A seguir viajando, Jorge! Un gustazo que nuestros caminos se cruzaran en estos lares :)

    ResponderEliminar
  2. Querido Jorge,

    Pues soy Ernesto, el chico de Toro, aunque apenadamente ya he dejado las orillas rioplatenses y he vuelto a la villa de Madrid.

    Siempre es un placer personal encontrarse a gente aventurera por los confines del mundo, mucho ánimo y mucha suerte en tu viaje particular y lleno de riquezas y aprendizajes, estoy seguro.Es un gusto saber de gente que hace cosas distintas en este mundo de fábricas en serie.

    Quería pedirte a ver si me puedes mandar la foto que nos hicimos juntos tomando unos tragos en la casita del cabo, para tenerla de recuerdo. (me la puedes mandar a teudemundo@hotmail.com)

    Lo dicho, te sigo por el blog.

    Un fuerte abrazo desde Iberia.

    Ernesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto! claro que me acuerdo y por supuesto que te envío la foto. Lo pasé muy bien en Cabo Polonio gracias a ustedes. Y aunque estoy encantado con argentinos y uruguayos, fue divertido coincidir 10 españoles en el otro extremo del mundo, en un lugar sin agua, ni luz... pero precioso, el lugar que más me gustó del Uruguay.

      Eliminar
    2. Es que el Cabo es un lugar muy especial,único, tiene mucho encanto.
      Si necesitas algo en Madrid, no dudes en contactar.

      Salud y suerte!

      Eliminar