viernes, 20 de abril de 2012

PARAGUAY: Asunción

Cuando me preguntaban  ¿a qué vas al Paraguay....?,  mi respuesta: "a pedalear por caminos de tierra roja y a tomar Tereré....."

y efectivamente, por acá estoy.... pedaleando por caminos de tierra roja, con todo verde alrededor... como en un cuento....

Y para el Tereré, me costó horas de meditación sobre la bici y muchas tiendas recorridas.... pero ¡encontré solución! Ahora pedaleo más paraguayo que nadie...

El domingo 8 de Abril llegué a Quiindy, por la noche y lloviendo. Llegué de casualidad, y de nuevo esta ciudad cambió el rumbo del viaje.... Sorprende que haya "Bomberos Azules" y "Bomberos Amarillos", en una especie de rivalidad, aunque todos son voluntarios.
Con Roberto, bombero voluntario
 "amarillo" de Quiindy







Al día siguiente marché para el Parque Nacional de Ybycui, donde llegué de noche para no romper la costumbre... con una zona de acampada espectacular, al lado de unas cascadas, con baños.... todo idílico, pero fallaba que no había agua en los baños.... así que me fui a ver al Guardaparque, que vivía a 200 m, se llama Nelson, y no sólo me dejó ducharme allí, sino que me ofreció quedarme en una de las habitaciones....

Con Nelson, guardaparque Ybycui, esperando que escampe

Nelson y yo compartiríamos los dos siguientes días de nuestras vidas, bien tranquilos, porque no paró de llover y ni él podía trabajar ni yo visitar. El mate, los jugos, la comida y alguna botella de vino no faltaron. Y en los pocos ratos que dejaba de llover di un paseo a los "saltos" (cascadas) Mina y Guaraní, y hasta la fundición de La Rosada.
Aquí he descubierto que necesito una parada técnica en breve, en lugar sano y seco..... ¡me ha salido moho....(y mucho)! en la bolsa del equipaje.... y la verdad que todo está empezando a oler bastante mal... y con este clima nunca se termina de secar nada.
Guardas y Policías...  todo siempre al ritmo del Tereré
Salto Guaraní
Camino del Lago Ypoá. Aunque parezca mentira, entre la
caja y Roberto viajábamos mi mochila y yo.
De nuevo en ruta, llamo a Roberto, bombero amarillo de Quiindy, y me confrma que sigue en pié la invitación al Lago Ypoá, así que para allá voy, de nuevo en la ciudad de Quiindy. Y a la mañana siguiente, marchamos al paradisiaco Lago Ypoá, lleno de misterio y leyendas, con sus islas fantasma que aparecen y desparecen, islas flotantes, monstruos.... Y algo de cierto tendrá cuando "Cristian" un cazador que vive todo el año en el Lago, nos contó que él nunca duerme solo porque le da "mala visión" (mal augurio)... por eso que durmió con nosotros. ¡increíble, pero también apareció un alemán en bici....! y compartimos asado y velada los cuatro.

Lago Ypoá

Lago Ypoa

Dando buena cuenta del "asado a la estaca"
Con Roberto y su tío, Pedro
Con mucho miedo recuerdo el baño en el lago, porque no sólo está el mítico monstruo, sino que realmente está infestado de pirañas, rayas (que dicen que matan un caballo), yacarés (caimanes) y anacondas... Hay que meterse haciendo mucho ruido con el agua para espantar las Rayas... y si me metí era porque lo hicieron los demás.... salvo Cristian-cazador, que como buen conocedor de la zona dijo (¡cuando ya habíamos salido!) que él no se metía ahí ni apuntándole con un rifle!! en fin... salí vivo a pesar de que hay peces que no paran de dar pequeños mordiscos mientras estás en el agua... yo estaba temeroso que uno de esos pequeños mordiscos no se convirtiese en uno fuerte, porque las pirañas si muerden fuerte arrancan la carne.

El viernes 13 de Abril, recogimos todo y volvimos hacia Quiindy, pero me comenta Roberto: "...el caso es que tengo un tío por aquí... podíamos saludarle...." Obviamente yo ya lo sabía, pero el saludo se convirtió en un tereré, y el tereré en un asado increíble de cordero, por supuesto con todo su ritual de hacer las brasas, tomar mientras se cocina, y las 2-3 horas de coción... esto de vivir sin prisa es estupendo! Ya iré a Asunción mañana...

Y por fin, el sábado 14 de Abril, y tras 120 km de pedaleo, llegué a Asunción, donde me esperaba Maite, que sin yo saberlo, resulta que es española y está trabajando por acá.... y me ha ofrecido en su casa una hospitalidad inmensa. Por fin he llevado a lavar toda la ropa, he desinfectado todo utensilio, lo he secado al sol, he eliminado el moho de las mochilas.... Y por la parte cultural, ha sido toda una suerte haber coincidido con Maite, que además de alojarme, me ha presentado a parte de la comunidad española de Asunción (Vana, Marta, Pep, Jairo...), me ha hecho descubrir toda la vida alternativa de la ciudad. Nadie diría que existen esos lugares, esos acontecimientos... hasta que alguien te los muestra: mil gracias Maite!

Harris

También tengo que agradecer a muchas otras personas en Asunción: a Diana, que me mostró los lugares más turísticos de Asunción, a Harris que me ofreció un paseo en barca por la bahía de Asunción, a toda la gente de Coachsurfing que aunque no pudiésemos vernos, me ofrecio toda su ayuda si la requería, al los grupos de bici de "los Martes Urbanos" y de "Cycling after office" y a Rubén que me ha invitado unos días a su casa en Luque, y con quién contacté hacía más de un año porque también iba a recorrer América en bici.

Españoleando por Asunción: Vana, Maite, Marta...
Culturizándome por Asunción, con Diana
Con los chicos de "Martes Urbanos", que quisieron mantenerme en forma,
yo fui a dar un mini-paseo urbano y tomar cervezas, y me metieron al cuerpo
una ruta de 50 Km.. ¡nocturnos!

5 comentarios:

  1. 50km por la noche, y de cervezas... si que estaban lejos unos bares de otros, no? :)
    David

    ResponderEliminar
  2. No me había dado cuenta, pero el porta Mate es un tuneado de la bici curioso.

    ResponderEliminar
  3. Ya David, y no sólo eso, yo iba vestido todo chulo y me encontré a todos vestidos de ciclistas.... claro, ellos sí sabían lo de los 50 km, y yo creyendo que la bici era un excusa para tomar cervezas...

    ResponderEliminar
  4. Jorge!! la próxima que vengas a Paraguay, avisa con tiempo, que organizamos un mega recorrido por todo el pais

    ResponderEliminar
  5. Qué buenas fotos jeje me gustaría visitar paraguay

    ResponderEliminar