martes, 23 de abril de 2013

MÉXICO: 700km de Mazunte a San Cristóbal (Chiapas)

Con Monique (Brasil) y Santiago (Argentina),
en plantación de Papayas, cerca Huatulco

Tuve que obligarme a marchar de Mazunte, porque ese lugar atrapa... por delante 700km de pedaleo durante 6-7 días hasta San Cristóbal de las Casas (Chiapas), donde me cuentan que también se ha formado una comunidad internacional variopinta y con mucha actividad cultural.... y donde pasaré una temporada.

A mí me va bien así, pedaleando 5-6-7 días hacia un objetivo, y pasar allí una pequeña temporada... hasta que el cuerpo me vuelve a pedir cambios y carretera.... Y así he cumplido felizmente esta semana 10.000 km pedaleados por América (desde Uruguay Nov-2011), y con muchas ganas de seguir.


Tapanatepec: Variedades de Mangos...
¡Qué rica la fruta en México!
También he cumplido (contando mi estancia en Baja California) 4 meses en México, aún así la sensación es que sólo he podido conocer una pequeñísima parte del país.... se podrían pasar años conociendo y disfrutando México, siempre interesante, amable y cálido con el viajero. También a veces me acuerdo de mi estancia en EE.UU., donde la gente me trató estupendamente, y estuvo bien la estancia, y volvería, pero sólo durante “temporaditas breves” porque tras mes y medio allí, mi única obsesión era llegar a México y volver a “mi ambiente”..... aquí también se extrañan cosas y gente de España, pero a un nivel tolerable y compensado con muchísimas otras experiencias estupendas y novedosas.

Huatulco, con Juan Manuel y sus compañeras de piso
Salí de Mazunte el 15 Abril, bien temprano para evitar el calor (aunque la parada en Pochutla echó a perder el madrugón...) y tras 85 km llegué a Huatulco, a las 2 pm con un sol de justicia y a punto de la insolación (como sucedería en todos los siguientes días). Y es que a partir de las 12 del mediodía el calor y humedad es insoportable, incluso para mi metabolismo tropical.... La salvación vino de unos amigos que conocí en Mazunte, me vieron según llegaba, me llamaron, regentan una pizzería... y me invitaron a 2 cervezas heladas que en ese momento fueron el mayor de los placeres que ser humano pueda darse..... ¡¡muchas gracias!!. Acá me alojé en la casa de Juan Manuel, con tortilla española de cena.
Perfil del tramo: Mazunte-Salina Cruz...!!! Aquí a los niños
les llevarán de excursión a conocer lo que es un llano
Querer es poder... Monique viaja con una bici de 30€ y todo
el material reciclado o artesanal. Viven con casi nada y
aprovechan cada placer que la vida o el camino les ofrece

El 16 Abril salí incluso antes 7,15am para evitar el calor... esfuerzo inútil.... a partir de las 9-10am aquello es imposible y cualquier excusa es buena para parar: Y hubo excusass bien buenas y agradables: me encontré con 2 biciviajeros que conocía de Mazunte: Monique (brasil) y Santiago (argentina), son de los que viajan con medios bien sencillos y material artesanal, llevan la mitad de mi equipaje, y aún así les entra una guitarra a cada uno, mazas de malabares...
¡a la rica Iguana!
Ellos viajan muy tranquilos (que encuentran Papayas... las comen, que encuentran río... se bañan...) así que tras el baño yo seguí avanzando.
A las 2pm y de nuevo al borde de la insolación, paré en Coyul, en una cocina-comedor económico (se llaman así, México y las carreteras está llenos de ellos, te dan de comer dignamente por 2-3€), pero aquí la sorpresa es que el menú era ¡¡Iguana guisada!!.... ¿por qué no....? Ya probé chapulines (saltamontes), gusanos de maguey, huevas crudas de erizo.... lo peor es quitarle, con cuchillo y tenedor, las escamas y su piel verde, con toda su forma de....iguana.... ¡pero bien rica!! tenemos demasiados prejuicios en Europa.

La Cotorra (Zaachila), con Joaquín, Juana, Martín y Simón
Hasta las 18h no me atreví ni a salir del comedor, prefería pedalear de noche que debajo de ese infierno.... y así fue, llevaba 55 km y estaba dispuesto a pedalear otros 100km hasta Salina Cruz... pero anocheciendo, el destino de nuevo salió en mi ayuda, saludé al pasar por delante de una casa, pero al ver unas tiendas de campaña decidí darme la vuelta a preguntar.... simultáneamente Joaquín, el dueño de la casa, había salido en bici a mi encuentro para ofrecerme ducha y quedarme en su casa: ¡impresionante! no pude rechazar la invitación.

Joaquín tiene una vida muy interesante, y dejó todo en la Riviera Maya para venirse a mitad del campo, ayudar a su madre, hacerse cargo de los hijos de su hermana y junto con dos italianos (Martín y Simón, que también cayeron aquí de casualidad y llevan un mes ayudándole), están montando un restaurante italiano aquí mismo en la carretera en Zaachila (Paraje La Cotorra), frente a un Lago precioso.
Camino de la Playa de San Diego, con mi Boggy
(para surfear tumbado)
Me hablaron tan bien de las playas de la zona, del Surf, de que podrían enseñarme.... que uno es de voluntad débil.... y me quedé otro día, fuimos a surfear a la Playa de San Diego, kilométrica, virgen, paradisiaca.... y para los entendidos, con una de las mejores “olas” del Pacífico, y sólo 10 personas para disfrutarla. Yo tardé dos horas sólo en conseguir entrar más allá de donde rompen las olas.... di cientos de vueltas y revolcones bajo las olas.... ¡deporte más duro y difícil de lo que parece!

El 18 Abril retomo la ruta, de nuevo achicharrado de calor, llego a la ciudad de Salina Cruz a las 2pm y me “tiro” dentro de una cafetería climatizada (y con wi-fi!!), no me atrevo a salir hasta las 18,30h, y pedaleo otros 40km hasta Juchitán.
Playa de San Diego, intentando surfear
Playa de San Diego: ¡montar un Restaurante bajo una chalapa
no requiere mucha inversión!
Paradisiaca Playa de San Diego.... kilómetros enteros para 10 personas
Zaachila, casa de Joaquín - dormí los dos días en Hamana,
dormí medio-mal, pero se trata de probar
Santo Domingo Zanatepec, con Rodrigo, Lupita y sus niños
El 19 Abril prometía ser un día tranquilo, sólo 80km, pero fue de los peores, y de nuevo el culpable: El Sol, pero añadido a que abandoné la costa, y no hizo ni una ligera brisa. De mala manera conseguí llegar a Santo Domingo Zanatepec, donde me alojo con la familia de Rodrigo, estos días hace tanto calor que pasamos la tarde dormitando.

Cintalapa, Taller "El Campeoncito" con José, amabilísimo y
no me quiso cobrar, aunque el problema no se solucionó
El 20 Abril, el Ser Supremo debío oir mi solicitud de una “brisita que refresque” y efectivamente, no hizo calor, pero mandó un huracán.... que me tiró fuera de la carretera varias veces y muchas otras veces la ráfaga de viento era tan fuerte que tenía que echar pié a tierra y frenar bien fuerte para no ir hacia atrás. Los topónimos de la zona ya avanzaban algo de esto.... “La ventosa”, puente “La Curva de los vientos”... 
En esta zona abandonaba la costa para subir al altiplano, a 1.000m de altura. Mi esperanza era que arriba el viento amainara... pero no... así que 8h para los 106km, llegué grogi a Cintalapa. Mi cuerpo no estaba para fiestas a pesar de ser sábado, así que acompañé a los de Cruz Roja a ver un combate de boxeo en TV (“Canelo” contra un gringo, que aquí hace furor). Y de ahí derechito a dormir, menos mal que me dejaron una sala para mí solo, si no duermo bien este día al día siguiente no me puedo mover.
Cintalapa, con la gente de Cruz Roja, viendo el combate de "Canelo"


¡Qué recta tan bonita, tan llana....!
Pero in-situ, con viento (en contra) de 80km/h, no se hacía tan bonito.


"¿cómo dices que se llama tu Pueblo?"
"¿Qué me has llamado?"
Tuxtla, entrevista en Mangos Maduros, junto a Jorge Adolfo
El 21 Abril, a Tuxtla Gutiérrez, visto lo anterior, fue de los días más tranquilos, un desnivel de subida de sólo 900m y 20 km finales de bajada suave hasta Tuxtla, donde me aloja Jorge Adolfo y pasamos una velada agradable con sus amigos.

Tienda Trek de Tuxtla, donde mi bici pasó 5h en la U.V.I.
El 22 Abril debería haber llegado a San Cristóbal, pero arrastraba mucho cansancio y mentalmente no estaba preparado para subir los 2.500m de desnivel... así que no puse ninguna objeción cuando me llamaron para una entrevista de radio para el programa "Mangos Maduros", de bastante difusión por acá, y aproveché la tarde para buscar una buena tienda de bicis para reparar el eje de la rueda trasera, que viene frenada desde hace 3.000 km!! y cada vez va a más. Tuxtla es ciudad grande y encontré la Tienda de Trek (c/ Calzada del Sumidero 72), moderna, con mucho material, y con Fernando y Rafa, muy buenos técnicos que dejaron todo para estar casi 5 horas trabajando en mi bici..... que quedó como nueva. No quería pasar a Guatemala arrastrando este problema, las tiendas equipadas aquí no abundan, y en Guatemala quizás no existen.

Área de Servicio, ¿cabe alguna falta de ortografía más?
Esta noche la pasé en Chiapa de Corzo, a 20 km, primera ciudad fundada por los españoles en Chiapas, muy bonita y con una plaza tan agradable, que no busqué alojamiento y acepté la propuesta de dormir en los soportales, delante de la policía. Para quien venga aquí por primera vez (yo ya había estado), es obligado visitar en lancha el Cañón del Sumidero, más alto que el archifamoso del Colorado.

El 23 Abril era el gran día, dedicado en exclusiva a subir desde los 400m de Chiapa de Corzo hasta los 2.200m de San Cristóbal de las Casas, con más de 2.500m de desnivel acumulado: Hubo tentaciones de subir en camioneta, pero quise probar.... ¡y no fue tan grave!: Pendiente suave y bien repartida en los 40 km de subida, eso sí, ni un metro plano para descansar.
¡Ésto sí es un área de descanso!, a mitad de subida a San Cristóbal de las Casas

2 comentarios:

  1. FELICIDADES POR TUS 10.000km pedaleando en America¡¡¡¡
    por cierto, buen toque autoctono lo del gorro de paja, jajaja, y muy útil para dormir por lo que veo :)

    ResponderEliminar